El impacto de COVID-19 en las actividades del sector eólico

Debido a la situación producida por el COVID-19 los bloqueos nacionales en Europa han retrasado los nuevos proyectos, pero los parques eólicos existentes siguen en funcionamiento. Los cierres de fábricas han reducido la demanda de energía, aumentando la participación de la energía eólica en el “mix” de generación.

En Europa los operadores eólicos están priorizando el mantenimiento reactivo de los campos eólicos y se han reducido las actividades de mantenimiento preventivo programadas. Esto podría afectar al rendimiento futuro de los aerogeneradores, dijeron expertos a New Energy Update.

La ubicación y las responsabilidades familiares también están limitando el suministro de trabajadores, dijo Frederick Keil, oficial de prensa de BWE, la Asociación Alemana de Energía Eólica.

Con el teletrabajo en su punto más alto, los operadores eólicos con análisis avanzados y capacidades remotas podrían tener una ventaja a corto y medio plazo.

La seguridad, lo primero

El grupo de salud y seguridad del Reino Unido SafetyOn ha publicado una guía para los trabajadores del sector eólico para permitir prácticas de trabajo seguras durante la pandemia. Muchos de estos podrían prolongarse mucho después de la crisis a medida que se establece una nueva normalidad de distanciamiento.

Entre otras, se recogen directrices tendentes a limitar el número de trabajadores “en el campo”, implementar turnos de trabajo de grupos separados de trabajadores, evitar compartir vehículos donde no se pueda garantizar un distanciamiento adecuado, evitar en lo posible visitar centros de servicio y tiendas de equipos, recolección de herramientas y materiales al aire libre, desinfección del puesto de trabajo antes y después de la tarea, etc…

Las pautas más estrictas aumentarán los costos y los operadores deberán encontrar formas de ser más eficientes con el personal en el lugar de trabajo.

Suministro de repuestos

El 20 de abril, el proveedor líder de turbinas Vestas anunció el despido de 400 empleados al detener los proyectos de tecnología y priorizar las entregas en 2020 debido a la pandemia de COVID-19.

A principios de este mes, Vestas suspendió su perspectiva financiera para 2020 debido a las  interrupciones del coronavirus. El cierre de fábricas y las restricciones de viajes han impactado en las actividades de fabricación, cadena de suministro e instalación de Vestas, dijo la compañía.

Offshore

Offshore O&M a menudo involucra equipos más grandes para reducir los viajes en barco y esto crea mayores desafíos de personal.

El mantenimiento programado podría incluir típicamente alrededor de cuatro técnicos, que trabajan en paralelo y se extienden a través de la torre, la cubierta de guiñada, la góndola y otras áreas.

Esto puede ser más problemático en el clima actual debido a los requisitos de distanciamiento social, por lo que no me sorprendería si los tamaños de los equipos se reducen temporalmente, mientras que el número de días en cada turbina puede aumentar en consecuencia.

El operador offshore líder Orsted ha dividido sus equipos en el sitio para reducir el potencial de infección y está permitiendo que tantos trabajadores como sea posible trabajen desde su hogar, dijo la compañía el 25 de marzo.

“Con el tiempo, esto puede afectar la disponibilidad de nuestros parques eólicos, pero hasta ahora no vemos ningún impacto relacionado con Covid-19 en la disponibilidad”, dijo.

Larga batalla

Los expertos predicen que muchas partes de Europa y los EE. UU. requerirán bloqueos de gravedad variable durante meses y un segundo pico importante de COVID-19 en el invierno causaría más dolor.

“El aplazamiento del mantenimiento preventivo podría afectar la operación futura de las plantas si las fallas no se detectan por adelantado”, señaló Cena.

La implementación de proyectos de repotenciación más grandes probablemente reflejaría el nuevo mercado de construcción, donde el progreso del proyecto actualmente depende de los bloqueos regionales y la disponibilidad de la cadena de suministro, agregó.

Fuente: Extracto del artículo de Neil Ford en New Energy Update (Abril 2020)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros de análisis para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de su navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.